“Pancho Galan” – gaiteru Llonin (1917-2000)

José Francisco Galán Trespalacios

“Pancho Galan” – gaiteru Llonin (1917-2000)

LA HISTORIA DEL GAITERO de Llonín es la historia de una  decisión. Pocas vocaciones tan tenaces, pocas vidas tan claras, pocas  biografías tan unánimemente reconocidas. La historia del gaitero de Llonín es  la historia de un hombre bueno que nació en Llonín un día de primavera de 1917.  José Francisco Galán Trespalacios creció en una familia de la época, humilde y  numerosa –un estómago que llenar entre otros nueve-, y empezó compartiendo el  útero materno con una hermana que falleció siendo muy niña.

Su padre, hombre de campo, era además carpintero,  oficio con el que intentaba completar los ingresos indispensables para  sobrevivir en una época tan dura. Así las cosas, la escuela, para la mayoría de  los niños, era una quimera inalcanzable porque tenían que empezar a ayudar en  casa desde muy jóvenes, cuidando el ganado, colaborando en la siega o, como en  el caso de Pancho, prestando su apoyo en el taller del padre.

Puede decirse que ya en ese tiempo comenzó a  larvarse una primera aproximación a la gaita. Quién sabe si la plasticidad de las  maderas del padre carpintero, o cierto nerviosismo incipiente por las manos, o  un hormigueo entre los dedos, el caso es que el niño ensayaba ya, en madera de  nogal, sus primeras flautas que, “bueno, no se entendían los sonidos, pero ya  me gustaba”. Pronto, a los primeros tanteos, siguió la necesaria emulación:  Llanín el de La Borbolla o César, héroes, gaiteros, al alcance de los humanos. “No  me separaba de ellos”. Otra cosa sería con Manolo Rivas, codicioso con el secreto  de sus manos que “cuando me acercaba, dejaba de tocar”.

La guerra es el episodio meridiano de aquellas  vidas que hoy van para un siglo completo. Un día se produce la llamada que le  llevará por el Ebro, por el Jarama, por Cataluña y Aragón. Tan cruentos fueron  aquellos episodios, que se llegó a buscar parapeto tras los cuerpos inertes de  los compañeros. Los recuerdos, tan tristes, nunca privaron a Pancho de los  dulces paréntesis en las situaciones más graves: “la batalla fue durísima…,  pero recuerdo cómo cantábamos”.

Todo pasa y todo queda, y Pancho pudo volver.  En Llonín, la obsesión de su vida tuvo su lógica consecuencia: la gaita, aprehenderla.  Poco a poco va aumentando su contacto con los gaiteros del otro lado del Cuera,  de La Borbolla, que le van dejando probar. Con ganas, pero sin gaita, pasa la  vida.

Contrae matrimonio con María Caso Pintueles quien,  cumplidora, va a hacer realidad el sueño de Pancho: “no te preocupes, cuando  nos casemos vas a tener una gaita y una bicicleta”. La gaita era para ser  feliz, la bicicleta, para ir a buscar el racionamiento a San Vicente. María, mayor  que él, fue una mujer culta, muy lectora, pragmática, hiperactiva, gran  administradora.

La primera gaita fue fruto de una paciencia inimaginable.  Como Pancho era persona muy comunicativa, que establecía contactos con  facilidad, logró, por esas cosas de la vida, que esa primera gaita de sus  sueños quisiera salir, precisamente, de las manos del famosísimo Cogollo. A  partir de ese acontecimiento, la gaita va a asistir a cada momento de su vida. En  los descansos de la siega, María cantará las canciones que Pancho habrá de ir  traduciendo. Son estos años los del inicio del gaitero por los pueblos. La  destreza y la fama crecientes lo llevan a que en 1953 lo contraten “los de Alles”  para que les acompañe a las piraguas del Sella. A la vuelta del viaje, el  autobús sufrió un percance: el incendio que acabó con el autobús acabó con la  gaita también. Pero el mismo 8 de agosto de 1953, “los de Alles” redactaron la  siguiente nota: “Recolecta de los compañeros del milagroso viaje a las piraguas  de Ribadesella, el 8 de agosto de 1953, para ayudar a la reposición de la gaita  siniestrada del gaitero don Francisco Galán”. Con un largo listado de nombres y  la cantidad reunida: 4.500 pesetas. Y de las manos de Cogollo volvió a salir,  para Pancho, el segundo milagro.

Actuó en romerías, en iglesias, en muchas boleras,  en bodas y toda clase de celebraciones, en cada pueblo de Peñamellera Alta y  Baja, en Cabrales, en Puente Nansa, en Lamasón, en Peñarrubia, en Herrerías, en  Garabandal…

El gaitero construía sus propias pajuelas y payones  para el sonar del puntero o el roncón, o la zapata que para el aire en el  soplete, o los fuelles de cabrito. Llegó a ir a Castellón para conseguir la  cañavera idónea y hacer sonar bien el instrumento: “le afecta la humedad o el  calor y le cambia el sonido, por eso es importante hacerlo de buen material, por  aquí no lo hay”.

Llevó la gaita por toda España, por Santo  Domingo, por Francia, manteniéndose al día con el repertorio, sin perder de vista  las canciones antiguas, dominando las canciones religiosas, que incluían la  misa cantada con gaita.

José Francisco Galán Trespalacios, el gaitero de  Llonín -fallecido en el año 2000-, fue, y sólo quiso ser, un gaitero de pueblo,  con una forma de tocar artesanal que nunca, que nunca, desvirtuó la sagrada  transmisión casi oral.

José Antonio Cosío

Extraído de:http://www.picopenamellera.es/huellaDesarrollo.php?id=31

VIDEOS:

Del fondo documental de Héctor Braga.

GRABACIONES

Pasucais del grupo Campomanes
Rumba

Grabaciones contenidas en la Web de Pelayo Fernandez lagaita recogidas en el Archivu L’Aniciu de Mieres.

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

Pancho Galán, el gaiteru de Llonín (Valle Altu de Peñamellera)
Asturies Memoria encesa d’un país-1999

Web con comleta biografía del Gaiteru Llonin

www.elgaiterudellonin.com

FOTOGRAFIAS

200185_1924557314907_1271364184_2335577_1243004_n

Imagen extraída de : http://www.elgaiterudellonin.com web con mucha informacion sobre este gaitero.

Imagen extraída de : http://www.elgaiterudellonin.com web con mucha informacion sobre este gaitero.

Imagen extraída de : http://www.elgaiterudellonin.com web con mucha informacion sobre este gaitero.

Imagen extraída de : http://www.elgaiterudellonin.com web con mucha informacion sobre este gaitero.
Comentario de Manuel Vela Martinez “si no me equivoco,esta foto esta sacada un dia de fiestas de las piraguas,de la que volvian el autobus que se incendio y alli se quemo la gaita de Pancho, pero se hizo una colecta popular y le regalaron otra gaita entre todos los vecinos”

Abril de 1999, última actuación en directu del gaiteru Pancho Galán, "El gaiteru Llonín", na Casa de Cultura Teodoro Cuesta de Mieres. Presentador: Gausón Fernande.

Abril de 1999, última actuación en directu del gaiteru Pancho Galán, “El gaiteru Llonín”, na Casa de Cultura Teodoro Cuesta de Mieres. Presentador: Gausón Fernande.
Autor: Ernesto Ruiz Leivar. Archivu Fotográficu del Centru d’Estudios de l’Asturianada

 

Anuncios

~ por Chus Solis en 27/11/2009.

Una respuesta to ““Pancho Galan” – gaiteru Llonin (1917-2000)”

  1. PANCHO hera muy especial para mi y su esposa y toda la familia me trae muchos buenos recuerdos y me siento orgullosa de ser del mismo pueblin mi panchin y mi mariquina como yo los llamaba me querian con locura y ellos me decian la mi GEMINAAAAAAAAAAA SIEMPRE ESTAN EN MI CORAZON Y LA GAITA NUNCA DEJARA DE SONARRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR DOMDE QUIERA QUE ESTEIS OS RECORDAREMOS SIEMPREEEEEEEEEEEEEEEEE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: